Archivo de la etiqueta: TVE

El riquismo transitorio.

Ahora resulta que el Ferrari era alquilado.

No le faltaba razón a Carmen Lomana cuando, en un desafortunado intento de falsa solidaridad, soltó que “el pobre de siempre no nota la crisis porque ya está acostumbrado”. Visionaria de su tiempo, en el año 2009, cuando fue descubierta por Comando Actualidad (TVE) en un reportaje sobre las shopaholics de la milla de oro madrileña, una soon-to-be-famous Lomana afirmó que la crisis le afectaba indirectamente porque tenía “amigos con mucho patrimonio, pero no pueden venderlo y no tienen cash para ir al supermercado. Sus palabras, infravaloradas entonces, fueron un avance de lo que iba a sucederles a los nuevoricos de nuestro país.

Durante los primeros años de crisis, mientras los pobres seguíamos siendo pobres, amenizamos nuestra desdicha con las abundancias de las ricachonas de Casadas con Hollywood / Miami (Cuatro), The Real Housewives (las auténticas Desesperadamente Ricas, Nova) o My Super Sweet 16 (MTV, ¡adorables criaturas!). A nivel local, Mujeres Ricas (La Sexta) pretendía lo propio con sus Mariana Nannis, Mar Segura lo-quiero-ya o las divorciadísimas hermanas Collado.

El tiempo, sin embargo, ha demostrado que los diamantes no son eternos (eso, o el casting de ricas autóctonas fue un bluf). Nuria Collado, la misma que apareciera tumbada a lo starlette sobre el reluciente capó de un Ferrari rojísimo, ahora participa en reportajes tipo los-ricos-también-lloran donde oferta su casa buena, bonita y cara. Siguiendo el precedente de homólogas como Carmen Martinez-Bordiú, Cristina Hoyos o Sarita Montiel, a la exriquisima no se le han caído los anillos a la hora de anunciar su urge-vender en un video promocional. Está claro que cuando el patrimonio ahoga y no hay cash para el súper, no hay vergüenza que valga. Entonces es cuando nosotros reímos, idealista.com se frota las manos y los ricos se acostumbran, también, a ser pobres.

Deja un comentario

Archivado bajo actualidad, celebrities, televisión

¡Brava, Cayetana!

Ella es la modernidad.

“Porque la más moderna, en el fondo, soy yo”. No, no es Lady Gaga. Es Cayetana Fitz-James Stuart, categórica y natural ante los micrófonos de Gente (TVE). Es la Duquesa de Alba. La misma que ostenta la cifra récord de 46 títulos nobiliarios. La misma que posee un patrimonio personal estimado en 1.000 millones de euros. La misma que a los ochenta y cinco años contraerá matrimonio en terceras nupcias con el funcionario Alfonso Díez Carabantes el próximo 5 de octubre.

Razón no le falta: ella es la más moderna, en el fondo y en la forma. Ninguno de los estilismos imposibles de la Gaga supera, ni de lejos, la transgresión de esta octogenaria mujer que siempre ha hecho lo que le ha venido en gana, le pese a quien le pese. Ella es el claro ejemplo de que la modernidad no consiste en pasearse por los puestos disfrazada de filete de carne, sino que, hoy en día, lo verdaderamente revolucionario es ser uno mismo, tengas la edad que tengas. Ser moderno es una cuestión de actitud, estilo, personalidad, carácter, modus vivendi; es ser honesto con uno mismo y tenerlos bien cuadrados.

Muchos criticarán esta “repentina” boda, pero lo cierto es que de fortuita no tiene nada. Ella tenía claro que, tarde o temprano, iba a hacerlo. Así que resulta curioso que planeen tantas dudas sobre este matrimonio teniendo en cuenta que la herencia ya está repartida, que en sus antiguos matrimonios ha regentado el amor y que jamás se ha divorciado (siempre ha enviudado, a diferencia de los fracasos conyugales de sus hijos). A juzgar por la vitalidad de esta entrañable mujer, ¿por qué no iba alguien a enamorarse de ella? Y no me remitan a cuestiones físicas, porque más desagradable es acostarse con un playboy sesentón del calibre de Flavio Briatore y nadie dice nada de Naomi Campbell, Heidi Klum, Adriana Volpe y Elisabetta Gregoraci

Deja un comentario

Archivado bajo actualidad, celebrities, realeza

La prostituta inmortal.

Edward Lewis y Vivian, dos seres muy parecidos: los dos joden por dinero.

La han emitido por televisión quince veces en diecisiete años (ocho en TVE, seis en Tele5 y una en Antena3). Desde 1994, con una media casi de una proyección anual, nunca ha bajado de los 3.400.000 espectadores. El domingo pasado, en prime time, Pretty Woman alcanzó una dignísima cuota de pantalla del 19%. ¿Qué tendrá la historia de Putanieves y el Príncipe que tanto nos engancha?

Casi todo el mundo coincide en apuntar que Pretty Woman es el cuento de la cenicienta moderna con todos los ingredientes para embaucar al espectador: romanticismo, una pareja de actores guapos, una banda sonora pegadiza y mucho, mucho riquismo (la suite del ático en el Regent Beverly Wilshire, el Lotus Esprit del 89, unlimited shopping en Rodeo Drive, Prince en la bañera…).  De ser así, ¿debemos concluir que la moraleja de este “peliculón” es: “aunque ahora lleves las botas agarradas con un imperdible, tú también puedes acabar comiendo caracoles en un lujoso restaurante”?

Si nos guiamos por la teoría de que la gente busca en las películas lo que les gustaría vivir, espanta pensar que la aspiración de las féminas actuales sea “ser rescatada” por un rico abogado de dudosa ética profesional (y coleccionista de divorcios). Cabe mencionar, además, que el guapo letrado es un putero (perdonen la ordinariez), cosa que todo el mundo pasa por alto.

Lo curioso del caso, es que el éxito incombustible de Pretty Woman es un fenómeno local: ¡sólo ocurre en España! ¿Será que nuestro país, como Hollywood, es tierra de sueños? Unos se hacen realidad y otros no, pero sigan soñando. Esto es Hollywood; siempre es hora de soñar, así que… ¡sigan soñando!

Ejem.

2 comentarios

Archivado bajo actualidad, cine, televisión