Archivo de la etiqueta: Sergio Ramos

Contar con apoyo.

En el Museo de Cera de Madrid los Borbones se están quedando solos.

En el Museo de Cera de Madrid los Borbones se están quedando solos.

El mundo del deporte anda calentito por culpa de un filete. La sanción de dos años de suspensión a Alberto Contador por la supuesta ingesta de un solomillo “adulterado” ha exaltado sobremanera el ambiente. Encima, la mofa de los guiñoles franceses ha avivado una espontánea reacción todos-a-una de apoyo incondicional al ciclista. En las redes sociales, pesos pesados del deporte como Rafa Nadal, Pau Gasol o el anodino Sergio Ramos ponen una y dos manos en las brasas por la inocencia de Contador.

Con tanta hermandad, parece que el gremio del deporte esté más colegiado que el de la medicina. Sin embargo, no sucede lo mismo en la cofradía monárquica. Allí reina el sálvese-quien-pueda. El pobre (por decir algo) Iñaki Urdangarín solo ha contado con el respaldo de su mujer, mártir de Cupido. Todos sus examigos, compañeros, conocidos y saludados han hecho un mutis i a la gàbia seguido de un si-te-he-visto-no-me-acuerdo.

Francamente, me esperaba más de Don Jaime de Marichalar, trendsetter en cuestiones de desahucio borbónico. Tal y como hicieran las hermanas Hilton con sus camisetas “Team Jolie” (Paris) vs. “Team Aniston” (Nicky), me hubiera gustado ver al exDuque de Lugo, siempre tan a la última, lucir una t-shirt con el emblema “Team Repudiados”. ¿Contraatacaría doña Letizia con un tank top “Team Borbones”?

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo actualidad, celebrities, comunidad 2.0, realeza

¡Nos quieren!

David Bisbal, claro precursor del "¡os quiero!"

Si últimamente van faltos de cariño, dense un garbeo por Twitter. El microbloggin’ es un hervidero de amor en el que uno no debe arriesgarse a deshojar ninguna margarita. En la pequeña red social ¡todos nos adoran! Nos quiere David Bisbal, y Bustamante, y Angy Fernández, Sergio Ramos, Lolita, Ana Fernández, ¡¡hasta el estupendo Andrés Velencoso!!

Las celebridades españolas se han aficionado a proclamar su amor incondicional a la humanidad a través de Twitter. Vayan ustedes a saber por qué razón, se han empeñado en querernos. Todos sus tuits (algunos de discutible interés) terminan de la misma manera: “os quiero”. En ocasiones los adornan con una larga hilera de oes o signos de exclamación, según la madurez intelectual del famoso en cuestión.

Ante tal derroche de amor a diestro y siniestro, ¿cómo puede existir gente deprimida? Si love is all around us, ¿por qué cada día nos parecemos más a Gargamel? El motivo radica, quizás, en que el público es (somos) muy exigente, desagradecido y puñetero. Valoramos las toneladas de amor que nos mandan diariamente los extriunfitos, teen-actors y deportistas, pero seguro que nos resultaría más útil que nos quisieran más los políticos, banqueros, jefes o profesores. Yo me conformaría con recibir un “te quiero” de algún urbano.

Deja un comentario

Archivado bajo actualidad, celebrities, comunidad 2.0

Chinchetas en los ojos.

Si las faltas de ortografía se multaran, las arcas del Estado reventarían.

Una de las pegas las redes sociales es que ponen de manifiesto el nivel cultural de sus usuarios. La comunicación interpersonal de antaño se ha trasladado a los muros y perfiles públicos de Facebook y Twitter, las vidas se han despojado de privacidad y la escritura se ha convertido en el principal método de expresión. Teniendo en cuenta que escribir es más costoso que charlar, nunca antes había sido tan fácil quedar como un completo analfabeto.

La desidia por la expresión escrita de nuestros jóvenes anónimos, hijos de la cultura audiovisual y nietos de la inmediatez, nos desternilla, frustra y escandaliza. Sus Messengers y sus muros en Facebook son auténticos jeroglíficos imposibles de descifrar; coleccionan faltas de ortografía, prescinden de puntuación, muestran frases quilométricas y desconocen la existencia de esa pequeña astilla llamada tilde. Su dejadez está clara, pero ¿qué me dicen del nivel de escritura de las celebrities españolas?

Si se dan un garbeo por Twitter, se ruborizarán ante la calidad ortotipográfica de cantantes, deportistas y personajes televisivos. A grandes rasgos, observarán bochornosas confusiones entre haber vs. a ver, anarquía de ges y jotas, desconcierto con el verbo echar y un grave problema en el uso de los imperativos. Para Belén Esteban, Leticia Sabater y Guti las haches son invisibles; Bustamante no diferencia por qué de porque mientras Hecha de menos a su gente; la cantante Najwa Nimri poetiza con reYnos de furia; Sergio Ramos va coJiendo el ritmo; Dani Martín y Rafa Mora no saben usar los imperativos; y Elsa Anka es la Terminator de la RAE: escribe como una adolescente, ha vuelto a la etapa toi, suelta zetas delante de e (actriZes) y es muy espaVilada.

Leer los tuits de nuestros famosos es como ver un reality. Duelen a la vista, pero reafirman nuestra humilde existencia. Su necedad nos engrandece. Aún así, no estaría mal que este verano echasen (sin hache) un vistazo a los cuadernos Santillana de sus hijos y que en el próximo curso dejaran de clavarnos chinchetas en los ojos.

Deja un comentario

Archivado bajo actualidad, celebrities, comunidad 2.0

Shakira, ¿a tu edad?

Shakira-en-Mestalla_Final_Copa_del_Rey

Shaky lanzando besitos amorosos desde el palco de Mestalla. Pero mujer, ¿QUÉ HACES?

La final de la Copa del Rey nos ha dejado dos momentos que, esperamos, nuestra memoria selectiva relegue pronto al olvido. Uno fue la australopitheca actuación de ese Sergio Ramos embriagado de júbilo, que culminó con el rudo arrojamiento del trofeo desde lo alto del autobús. El otro, de los productores de #sufrocomogeno, las tormentosas muecas de la cantante colombiana Shakira (AKA Sra. De Piqué), comportándose como una grupie desde las gradas de Mestalla.

Me dirán que así opera el amor, que la mujer está loca loca loca por los huesitos de su novio y que viva el romanticismo. Y yo les contesto: señores, por Dios, ¡hay una edad para cada cosa! Dejemos los arrumacos públicos, los lengüetazos, las mordeduras de uñas, los vaporosos suspiros de Julieta y el intercambio de miradas de corderito degollado para las adolescentes. Ir por la vida colgando fotos de “su sol” en Twitter con 34 tacos es tan bochornoso como vestirse de Ana García Obregón a los sesenta… Shak, toma nota de Eva Longoria: pasada la treintena, al estadio una va con la revista y la lima de uñas.

Lo que empezó como un romance natural, inocente, algo sencillo, entre Gerard Piqué y Shakira se ha convertido en pocas semanas en un huracán de críticas que rozan la mofa. El agobiante acoso de la prensa (con su desproporcionada atención al #piquetón –¡hasta la prensa generalista se hizo eco!-) tiene algo de culpa pero, por otro lado, la exhibición pública de tanto amor por parte de la colombiana agravia la animadversión que está generando la pareja. A Piqué le salió el tiro por la culta. Concentrado-en-concentrarse en el terreno de juego y obstinado por normalizar su relación, el futbolista no ha reparado en que la eclosión de amor público que hace su famosísima novia provoca el efecto contrario.

¿Le tirará las braguitas esta noche desde el palco del Bernabeu?…

Deja un comentario

Archivado bajo actualidad, celebrities, fútbol

La turca de Guti (o sobre la magnitud de la mala suerte).

José Mª Gutiérrez Hernández, party animal. Foto: Suleyman Kaka (EFE)

José Mª Gutiérrez Hernández, party animal. Foto: Suleyman Kaka (EFE)

¡Pobre José María Gutiérrez! No hay palabras para describir cuán vasto es su infortunio… Tras quince años de (relativo) éxito en el Real Madrid, al histriónico, digo, histórico, centrocampista de Torrejón de Ardoz le persigue la desdicha hasta rozar la ridiculez. En los últimos tiempos, Guti ha visto como, aun superando escandalosos tsunamis, su matrimonio con Arancha de Benito hacía aguas; ha tenido que aceptar a regañadientes que sus tatuajes eran irrisorias calcomanías al lado de los bodegones de David Beckham; ha fracasado en el intento de emular a sus homólogos paseándose por Ibiza con una supermodelo (Noelia López a la que, por empeño que le ponga, el título de “súper” le queda desproporcionado); ha protagonizado encontronazos con inoportunos paparazzi que no le permitían disfrutar del ritmo de la noche madrileña; ha aceptado ser prescindible en la selección española y ha visto cómo el club de su vida le despedía con un anodino “hasta la vista, baby”.

Ahora que podía redimirse de tanta desdicha; ahora que empezaba de cero en un equipo nuevo, en un entorno virgen, liberado de la monumental carga de la etiqueta de bobo que arrastraba cuál crucifixión, Guti ha metido la gamba hasta el fondo. El futbolista se  fue de picos pardos, cogió su Range Rover, se estampó contra un buseto, dió positivo en el control de alcoholemia y, ¡maldita mala suerte!, le pilló un  paparazzo. “Era una calle estrecha”, ha argumentado. ¿¡De cuatro carriles?!

La retirada de carnet durante seis meses será soportable (opciones no le faltarán: chófer, taxi, ¿bonobús?). Las 547 libras turcas de multa (280€ aprox.) serán peanuts para su bolsillo. El papeleo, pan comido para el chulesco deportista. Explicaciones ante el Besiktas, ya se le ocurrirán (en peores plazas toreó cuando era blanco). Pero, como dijo Julio Iglesias (gran futbolista, mejor cantante), lo peor de todo es tropezar de nuevo con la misma piedra. Una vez más, Guti vuelve a ser la diana de todas burlas que se cuecen por el rápido y espontáneo universo 2.0. Su particular corona de espinas se clava con fuerza sobre ese tintado pelo cuyo color ya no sabemos describir. Le toca jugar, otra vez, el papel del bufón, con su abrigo peludo a lo Lenny Kravitz, ese aire de David Guetta y su pegadizo pim-pam crakoviano. Pero tranquilo José María, siempre existirá alguien más histriónico que tú. Siempre nos quedará el lumbreras de Sergio Ramos.

Deja un comentario

Archivado bajo celebrities, fútbol