Archivo de la categoría: fútbol

Las afiladas cuchillas de Mou.

Hombres del mundo, ¿sean como él?...

Una de las peores cosas que le puede pasar a una marca es que la popularidad de su “celebrity asociada” entre en barrena. En tiempos de crisis nadie puede permitirse el lujo de invertir sus fichas en un caballo perdedor. Así que, cuando el corcel empieza a cojear, hay que cambiar rápido al jinete.

Como últimamente Tiger Woods está hecho un golfo, Thierry Henry es el hombre invisible y Roger Federer ya no ostenta el podio de la ATP, la marca Gillette ha decidido renovar al tridente. Su lugar lo ocupará el entrenador del Real Madrid José Mourinho, más famoso por sus célebres afeitadas que por su labor técnica.

En palabras del director de marketing de la compañía, el italiano Jacopo Lorenzo Pazzi, Mou “es un auténtico icono para la mayor parte de los hombres” y “representa mejor que nadie los valores de Braun que se resumen en nuestro eslogan de que algunos son más especiales que otros”. Al igual que las afirmaciones del guapo, rico y gran jugador, las declaraciones de don Pazzi (a saber en qué escuela de márqueting estudió) parecen extraídas de un sketch del Crakòvia. Demasiado fácil se lo están poniendo a los guionistas…

Por otro lado, tal vez Pazzi tenga razón en eso de que ambos comparten valores: tanto Gillette como Mou cuentan con afiladísimas cuchillas que rasuran a la primera pasada. La sensatez, no obstante, nos conduce a sospechar que éste podría ser un magnífico caso de “nuevo marqueking” en el que Philips haya financiado la campaña del nuevo prescriptor de Procter & Gamble.

Deja un comentario

Archivado bajo actualidad, celebrities, fútbol, marketing

Cuando la belleza deslumbra el intelecto.

En modestia no hay quien le gane.

La suerte de la fea, la guapa la desea. O, lo que viene a ser lo mismo, las ovaciones de Messi,  Don Cristiano bien las quisiera… A CR7 (antes CR9) la afición mundial no le quiere. Algo tiene la estrella portuguesa del Real Madrid (con permiso de Mou) que crea un rechazo inminente en todos los estadios de futbol. Fuera de su casa, el famoso jugador merengue es recibido con abucheos, silbidos, insultos y alguna que otra pancarta faltona. Cualquier mortal se preocuparía. Cristiano el divino, no. Lejos de afectarle, a él se le agiganta el ego: “me abuchean por ser rico, por ser guapo y ser un gran jugador”, seguido de “las personas tienen envidia de mi”. Chim pum.

Razón no le falta. Es rico. Muy muy rico, siempre que entendamos por riqueza la cantidad de ceros que posee su cuenta corriente. Es guapo. Muy muy guapo, siempre que entendamos  por belleza ser un híbrido entre Jesús Vázquez, Mario Casas y Amor GH. Y es brillante. Muy muy brillante. Le brilla la cresta choni a lo MHYV, le brilla la piel cancerosa de tonalidad Valentino, le brilla el musculamen aceitoso de actor porno y le brilla el Ferrari del garaje. Pero Cristiano brilla, sobre todo, por su ausencia de humildad, sacrificio, generosidad, inteligencia, simpatía, cultura y educación.

CR9 es el superlativo de la consigna: “el dinero no lo compra todo”. Por mucho que él brille más que las estrellas, jamás alcanzará la excelencia de la luna llena porque el carisma no se compra. A veces, caprichos de la vida, cuánto más feo, más único y cuánto más bajito, más grande.

Deja un comentario

Archivado bajo actualidad, celebrities, fútbol

Las elegancias de Puyol.

Puyol color block.

El pack tatuaje étnico + deportivo desmesurado + novia recauchutada corrobora que el gremio futbolístico no goza, en general, de lo que se entiende como “gusto refinado”. Sin embargo, la elegancia de los futbolistas debe demostrarse en el jogo bonito y no en las pasarelas; así que, mientras tengan claro qué camiseta calzarse al saltar al terreno de juego, poco importan los trapitos que vistan fuera de él. ¿O sí importa? Veamos el caso de Carles Puyol

Es estupendo que el noi de La Pobla esté concentrado en lo que le toca: jugar al futbol. Celebro que no esté por tonterías de pelitos monos y mechitas rubias; que le importe un rábano el último grito en rosarios de diamantes (special soccer edition) o anillacos de obispo; que se pasee por las playas de Ibiza hecho un Tarzán con su Jane Malena y Cheetah Queca; que salte al campo con una máscara de Hannibal Lecter o que reciba a SM la Reina Doña Sofía en toalla y musculamen al aire. Su completo desinterés por las tonterías triviales es admirable, pero lo de pasearse en bermudas por el sorteo de la Champions League en el exclusivo Foro Grimaldi del Principado de Mónaco ya es pasarse… Él, natural como la vida misma, dice que con el polo fosforito del Barça se siente de lo más cómodo.

En un mundo superficial como el nuestro, la sencillez de Puyol resulta tan impactante, como desconcertante. No es necesario que se disfrace de Beckham (véase ese ridículo arlequín llamado Guti), pero unas nociones de protocolo no le irían mal. Y, en vista de los festejos que se avecinan una temporada más, sería menester del club diseñar un “uniforme-de-galas” para el capitán blaugrana. Algo básico, informal pero correcto, que evite que Puyi se pasee por las ceremonias en plan casual friday.

Deja un comentario

Archivado bajo actualidad, celebrities, fútbol

Rapiditos, que hay prisa.

Y los padres bienestantes de Gerard, ¿qué pensarán de esta exhibición tan hortera?

Ahora que está tan de moda indignarse, déjenme que exhiba una pancarta de enojo por la falta de respeto de los jugadores del Barça hacia la afición culé. ¿Habrase visto celebración más descafeinada! La rúa fue demasiado sobria; los fuegos artificiales a plena luz del día, un despilfarro; la sardana, un corro de la patata; y los anhelados parlamentos, un auténtico fraude. Hablaron pocos y rápido (ni siquiera hubo mención a los campeones de handbol). Staff y jugadores no tuvieron misericordia con las miles de personas que aguardaron más de tres horas su llegada al Camp Nou. Una de dos: o estamos ante un exceso de títulos y las celebraciones les resultan cansinas, o tenían mucha prisa para fugarse a remover las nalgas con Shakira.

La cantante colombiana también fue una desconsiderada con sus seguidores, pues retrasó el inicio del concierto una hora y media de reloj esperando la llegada de los jugadores. Seguro que la demora les pareció graciosísima a sus fans pericos y merengues y a los miles de padres-acompañantes que los lunes trabajan pronto. Al salir al escenario, Shak no esbozó ni un gesto de disculpa ante sus fans, que, cansados de tanto retraso chorra, habían entonado algunos “fuera fuera” y “pur qués” mourinheros. Y aún hay más: a la señora Piqué  le pareció acertado invitar a subir al escenario a su novio y compañeros. En una escena propia de animadora de Costa Cruceros, Shakira enseñó a remover los glúteos a Xavi, Villa, Pedrito, Busquets, Bojan y, por supuesto, a Su Sol.

Lo de Piqué y Shakira se les ha ido de las manos. Una cosa es hacer con su vida amorosa tanto circo como les plazca; y la otra, faltar al respeto a sus fans. No me malinterpreten: ¡adoro las locuras por amor de las celebrities! Me entusiasman las polibodas de Heidi y Seal, los tatoos de Melanie loves Antonio y la mimetización de David y Victoria. Se trata, no obstante, de excentricidades en pareja que no implican a nadie. Las ñoñerías de Piqué y Shakira, que sí trascienden al entorno profesional,  huelen más a John, Yoko y la disolución de los Beatles.

Deja un comentario

Archivado bajo actualidad, celebrities, fútbol

Shakira, ¿a tu edad?

Shakira-en-Mestalla_Final_Copa_del_Rey

Shaky lanzando besitos amorosos desde el palco de Mestalla. Pero mujer, ¿QUÉ HACES?

La final de la Copa del Rey nos ha dejado dos momentos que, esperamos, nuestra memoria selectiva relegue pronto al olvido. Uno fue la australopitheca actuación de ese Sergio Ramos embriagado de júbilo, que culminó con el rudo arrojamiento del trofeo desde lo alto del autobús. El otro, de los productores de #sufrocomogeno, las tormentosas muecas de la cantante colombiana Shakira (AKA Sra. De Piqué), comportándose como una grupie desde las gradas de Mestalla.

Me dirán que así opera el amor, que la mujer está loca loca loca por los huesitos de su novio y que viva el romanticismo. Y yo les contesto: señores, por Dios, ¡hay una edad para cada cosa! Dejemos los arrumacos públicos, los lengüetazos, las mordeduras de uñas, los vaporosos suspiros de Julieta y el intercambio de miradas de corderito degollado para las adolescentes. Ir por la vida colgando fotos de “su sol” en Twitter con 34 tacos es tan bochornoso como vestirse de Ana García Obregón a los sesenta… Shak, toma nota de Eva Longoria: pasada la treintena, al estadio una va con la revista y la lima de uñas.

Lo que empezó como un romance natural, inocente, algo sencillo, entre Gerard Piqué y Shakira se ha convertido en pocas semanas en un huracán de críticas que rozan la mofa. El agobiante acoso de la prensa (con su desproporcionada atención al #piquetón –¡hasta la prensa generalista se hizo eco!-) tiene algo de culpa pero, por otro lado, la exhibición pública de tanto amor por parte de la colombiana agravia la animadversión que está generando la pareja. A Piqué le salió el tiro por la culta. Concentrado-en-concentrarse en el terreno de juego y obstinado por normalizar su relación, el futbolista no ha reparado en que la eclosión de amor público que hace su famosísima novia provoca el efecto contrario.

¿Le tirará las braguitas esta noche desde el palco del Bernabeu?…

Deja un comentario

Archivado bajo actualidad, celebrities, fútbol

Gerard Piqué, gente corriente.

foto-pique-shakira

"Aqui teneis la foto celebrando el cumple!!" @3gerardpique dixit via Twitter. Gente corriente.

Lo que acaba de hacer Gerard Piqué se merece un aplauso al son de “¡bravo! ¡bravíííísimo!”, una ola, una mascletà, un pilar de 8 amb folre i manilles y un eufórico “Moc, moc!“. El comportamiento del defensa azulgrana ha sido un ejemplo de “normalidad” para todos los divos y divinas adictos a las exclusivas, así como una sonora colleja a los usureros del papel couché.

A medida que los rumores de su cada vez más verosímil romance con la cantante colombiana Shakira aumentaban, también lo hacía la tasación de las imágenes que confirmaran dicha relación. La semana pasada la foto ya se cotizaba a 150.000€ (25M de pesetas para los que seguimos contando con los dedos). El valor de ésta variaba, no obstante, según la calidad de la imagen (rostros más o menos reconocibles), el nivel de melosidad de los tortolitos (a mayor pegajosidad, mayor remuneración) y el comprador (una revista con ediciones internacionales como la reluciente ¡HOLA! podría llegar a pagar 300.000€).  Por semejante cuantía, hasta los amigos y compañeros del futbolista bromeaban con fotografiarles ellos mismos y sacar una buena tajada del asunto. Pero no lo hicieron.

Esta noche el propio Piqué, con toda la naturalidad del mundo, ha colgado en Facebook la codiciada foto. Francamente, la imagen es de lo más anti-glamurosa del mundo, tipo foto de verbena, llena de extras (Carles Puyol, Malena Costa, Bea Matallana…), pantys picardía, bijoux, tachuelas, polipiel, baja calidad fotográfica y cero frenesí carnal. Pero ahí está, disponible para todo el mundo, a cero eurillos y con más de 2.600 comentarios sin censura.

Con ella, Gerard Piqué frustra cualquier posible exclusiva a los paparazzi, vampiros y buscavidas. Además, involuntariamente, confirma que es un chaval de lo más normal, que va caminando por la vida muy bien asesorado y que cuenta con buenos amigos.

Sólo queda decirles a los arrogantes Bardelinos (Penélope Cruz & Javier Bardem), que, si tanto desean ser tratados como common people, que n’aprenguin!

Deja un comentario

Archivado bajo actualidad, celebrities, comunidad 2.0, fútbol

Gerard Piqué 2.0

Los fisgones estamos de enhorabuena. Desde que Gerard Piqué se incorporó a Twitter (hace 10 días), 76.000 followers disfrutamos de las chácharas de portería en abierto que el atractivo defensa azulgrana se monta con sus amiguetes Cesc Fàbregas y Carles Puyol. Los twitts que intercambia esta peculiar Trinca (algunos muy chinchetas), muestran con total espontaneidad el buen-rollito-pandereta que tienen entre ellos. @3gerardpique, @Carles5puyol y @cesc4official nos brindan la oportunidad de vivir la verdadera experiencia del gran hermano orwelliano (con perdón de Mercedes Milá y sus experimentos psicológicos con ordinarias ratas poligoneras).

Mientras Freixenet gasta sus multimillones en una doradísima Shakira y El Corte Inglés nos da permiso para empezar a celebrar la Navidad, los tres futbolistas promocionan las fiestas montando sus respectivos abetos caseros. Rozando “¿Quién Vive Ahí?”, nos han mostrado –muy orgullosos- sus árboles de Navidad a través de Twitter. El primero en colgar la foto fue Carles Puyol, quien confesó que la artífice de tan barroca obra había sido su novia Malena Costa (el acaramelado toque púrpura de la déco no deja duda de la mano femenina de su ¿soon-to-be-wife?). Cesc Fàbregas fue el siguiente (otro árbol de plástico cuyo mayor distintivo es el petit tió que el capitán del Arsenal y su novia Carla pusieron bajo el abeto -¿añoranza de la terra, tal vez?-). Y llegó el turno de Geri Piqué, para quien esto de decorar el árbol resultó más complicado que jugar ante 90.000 personas… “Después de ver vuestros árboles, reconozco que ahora mismo el mío no está a la altura..!” y “Me da vergüenza! Las bolas pesan demasiado y las ramas no están rectas… más bien están dobladas!“ twitteó.

Tras la presión popular, la intervención del periódico El Mundo Deportivo (¿visionario u oportunista?) y el colapse del hashtag #arbolpiqué (trending topic en España), finalmente el azulgrana ha mostrado la foto de su solitario árbol que, aparte de ser el único abeto natural, es, además, el más elegante y menos recargado (no acabo de entender el gap entre la punta y la copa del abeto, pero eso ya son minucias…).

Durante unas horas, los aficionados al maruejo hemos disfrutado alabando y criticando las habilidades decorativas de estos tres futbolistas que han compartido con naturalidad (sin beneficios, ni intereses) una pequeña parte de su intimidad. Sólo esperamos que el ultracorrectísimo y pluscuamperfecto Josep Guardiola no censure estos momentos tan auténticos de sus chicos que, lejos de distraerles de sus deberes futbolísticos, les humanizan y acercan a sus followers. Ahora sólo cabe preguntarse ¿tendremos #pessebrepiqué?

#árbolpuyol, #árbolcesc & #árbolpiqué

#árbolpuyol, #árbolcesc & #árbolpiqué

 

Deja un comentario

Archivado bajo celebrities, comunidad 2.0, fútbol

La turca de Guti (o sobre la magnitud de la mala suerte).

José Mª Gutiérrez Hernández, party animal. Foto: Suleyman Kaka (EFE)

José Mª Gutiérrez Hernández, party animal. Foto: Suleyman Kaka (EFE)

¡Pobre José María Gutiérrez! No hay palabras para describir cuán vasto es su infortunio… Tras quince años de (relativo) éxito en el Real Madrid, al histriónico, digo, histórico, centrocampista de Torrejón de Ardoz le persigue la desdicha hasta rozar la ridiculez. En los últimos tiempos, Guti ha visto como, aun superando escandalosos tsunamis, su matrimonio con Arancha de Benito hacía aguas; ha tenido que aceptar a regañadientes que sus tatuajes eran irrisorias calcomanías al lado de los bodegones de David Beckham; ha fracasado en el intento de emular a sus homólogos paseándose por Ibiza con una supermodelo (Noelia López a la que, por empeño que le ponga, el título de “súper” le queda desproporcionado); ha protagonizado encontronazos con inoportunos paparazzi que no le permitían disfrutar del ritmo de la noche madrileña; ha aceptado ser prescindible en la selección española y ha visto cómo el club de su vida le despedía con un anodino “hasta la vista, baby”.

Ahora que podía redimirse de tanta desdicha; ahora que empezaba de cero en un equipo nuevo, en un entorno virgen, liberado de la monumental carga de la etiqueta de bobo que arrastraba cuál crucifixión, Guti ha metido la gamba hasta el fondo. El futbolista se  fue de picos pardos, cogió su Range Rover, se estampó contra un buseto, dió positivo en el control de alcoholemia y, ¡maldita mala suerte!, le pilló un  paparazzo. “Era una calle estrecha”, ha argumentado. ¿¡De cuatro carriles?!

La retirada de carnet durante seis meses será soportable (opciones no le faltarán: chófer, taxi, ¿bonobús?). Las 547 libras turcas de multa (280€ aprox.) serán peanuts para su bolsillo. El papeleo, pan comido para el chulesco deportista. Explicaciones ante el Besiktas, ya se le ocurrirán (en peores plazas toreó cuando era blanco). Pero, como dijo Julio Iglesias (gran futbolista, mejor cantante), lo peor de todo es tropezar de nuevo con la misma piedra. Una vez más, Guti vuelve a ser la diana de todas burlas que se cuecen por el rápido y espontáneo universo 2.0. Su particular corona de espinas se clava con fuerza sobre ese tintado pelo cuyo color ya no sabemos describir. Le toca jugar, otra vez, el papel del bufón, con su abrigo peludo a lo Lenny Kravitz, ese aire de David Guetta y su pegadizo pim-pam crakoviano. Pero tranquilo José María, siempre existirá alguien más histriónico que tú. Siempre nos quedará el lumbreras de Sergio Ramos.

Deja un comentario

Archivado bajo celebrities, fútbol

Los complejos de Sara.

Sara Carbonero, vestida para trabajar.

Sara Carbonero, vestida para trabajar.

Ni en sus mejores sueños podría haber imaginado Sara Carbonero que rentabilizaría tanto su romance con Iker Casillas. Desde que los tortolitos decidieran exhibir su affaire ante el mundo entero -televisión mediante-, la sensual presentadora fue coronada Miss Vox Populi 2010 por España entera. ¡Así es nuestro panderetero país! Cuánto peor nos van las cosas, mayor es la borrachera; como si vitorear a un grupito de futbolistas o babear con los nuevos amantes de Teruel consiguiera aliviarnos de nuestras penurias.

La reportera deportiva más sexy del mundo (según acreditó la revista FHM) volvió de Suráfrica eufórica. Atravesó el humillo de Lluvia de Estrellas y aterrizó pisando fuerte, más fogosa que nunca: vestido rojo pasión, morritos ardientes, pelo al viento y mirada hierática… lo propio de una profesional del periodismo, vaya.  En Telecinco la recibieron con alfombra roja (from JJ.Santos to JJ.Vázquez) y nuevas colaboraciones (sonado y estrellado fue su debut en El Programa de AR). Pantene, Kellogg’s y Puma contribuyeron a hinchar sus arcas patrimoniales y, de paso, su caché. Le concedieron premios muy oportunos y la chica de Corral de Almaguer se convirtió en la trendsetter de las adolescentes españolas.

Ser el centro de atención implica crear opinión. Si bien resulta imposible agradar a todos los mortales, también es cierto que no todas las críticas dañan por igual. Con su recién estrenada (y comentada) mamoplastia, Sara Carbonero constata que a ella lo que le quita el sueño no son las mofas que rondan en el terreno profesional sobre su escaso intelecto, sino el reto de estar siempre perfecta. En lugar de acallar las burlas de los compañeros de profesión que la tildan de florero de Vasile, demostrar su supuesta valía intelectual y acabar de una puñetera vez la licenciatura de Periodismo, la esfinge de penetrantes ojos azules se ha limitado a apaciguar las inseguridades que le provocaba su estándar pechera. Sus complejos de diva novel son meramente físicos y, por consiguiente, de fácil solución: golpe de talón, 250 gramos de implantes en cada mama, tres días de reposo, y de vuelta al ruedo.  Una recauchutada más de la farándula vasileña (¿exigencias del contrato?). No sé ni por qué nos sorprendemos. Era, ciertamente, de lo más PREDECIBLE…

 

Deja un comentario

Archivado bajo celebrities, fútbol