Archivo de la categoría: comunidad 2.0

Contar con apoyo.

En el Museo de Cera de Madrid los Borbones se están quedando solos.

En el Museo de Cera de Madrid los Borbones se están quedando solos.

El mundo del deporte anda calentito por culpa de un filete. La sanción de dos años de suspensión a Alberto Contador por la supuesta ingesta de un solomillo “adulterado” ha exaltado sobremanera el ambiente. Encima, la mofa de los guiñoles franceses ha avivado una espontánea reacción todos-a-una de apoyo incondicional al ciclista. En las redes sociales, pesos pesados del deporte como Rafa Nadal, Pau Gasol o el anodino Sergio Ramos ponen una y dos manos en las brasas por la inocencia de Contador.

Con tanta hermandad, parece que el gremio del deporte esté más colegiado que el de la medicina. Sin embargo, no sucede lo mismo en la cofradía monárquica. Allí reina el sálvese-quien-pueda. El pobre (por decir algo) Iñaki Urdangarín solo ha contado con el respaldo de su mujer, mártir de Cupido. Todos sus examigos, compañeros, conocidos y saludados han hecho un mutis i a la gàbia seguido de un si-te-he-visto-no-me-acuerdo.

Francamente, me esperaba más de Don Jaime de Marichalar, trendsetter en cuestiones de desahucio borbónico. Tal y como hicieran las hermanas Hilton con sus camisetas “Team Jolie” (Paris) vs. “Team Aniston” (Nicky), me hubiera gustado ver al exDuque de Lugo, siempre tan a la última, lucir una t-shirt con el emblema “Team Repudiados”. ¿Contraatacaría doña Letizia con un tank top “Team Borbones”?

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo actualidad, celebrities, comunidad 2.0, realeza

¡Nos quieren!

David Bisbal, claro precursor del "¡os quiero!"

Si últimamente van faltos de cariño, dense un garbeo por Twitter. El microbloggin’ es un hervidero de amor en el que uno no debe arriesgarse a deshojar ninguna margarita. En la pequeña red social ¡todos nos adoran! Nos quiere David Bisbal, y Bustamante, y Angy Fernández, Sergio Ramos, Lolita, Ana Fernández, ¡¡hasta el estupendo Andrés Velencoso!!

Las celebridades españolas se han aficionado a proclamar su amor incondicional a la humanidad a través de Twitter. Vayan ustedes a saber por qué razón, se han empeñado en querernos. Todos sus tuits (algunos de discutible interés) terminan de la misma manera: “os quiero”. En ocasiones los adornan con una larga hilera de oes o signos de exclamación, según la madurez intelectual del famoso en cuestión.

Ante tal derroche de amor a diestro y siniestro, ¿cómo puede existir gente deprimida? Si love is all around us, ¿por qué cada día nos parecemos más a Gargamel? El motivo radica, quizás, en que el público es (somos) muy exigente, desagradecido y puñetero. Valoramos las toneladas de amor que nos mandan diariamente los extriunfitos, teen-actors y deportistas, pero seguro que nos resultaría más útil que nos quisieran más los políticos, banqueros, jefes o profesores. Yo me conformaría con recibir un “te quiero” de algún urbano.

Deja un comentario

Archivado bajo actualidad, celebrities, comunidad 2.0

Amores 2.0

Desde la ruptura de Demi Moore y Ashton Kutcher, Twitter se ha quedado huérfano de matrimoniadas. Ellos fueron los pioneros en hacer del microbloggin’ un escaparate marital. A través de 140 caracteres exhibieron día a día su aparente relación idílica, llena de guiños en clave, fotos perfectamente espontáneas, y un sinfín de constantes muestras de amor (en realidad, no demasiado correspondido). Su separación es algo más que un costoso divorcio made in Hollywood. Es el fin de la era de los toy-boys y la muerte del Amor 2.0.

@mrskutcher y @aplusk inauguraron esta nueva modalidad de relación conyugal cuya estela ahora todos pretenden seguir (con mucha pena y poca gloria, sea dicho). Entre los más activos destacan los universales Shakira y Piqué, que oficializaron su relación vía tuit (“Les presento a mi sol. Shak”) y morirá, ténganlo por sentado, en el mismo canal, a lo Longoria (“It is with great sadness that after seven years together, Tony and I have decided to divorce”).

En la liga nacional, el nivel de pseudo-estrellas que compiten por tomar el relevo 2.0 de Demi&Ashton son lo que los Gutierrez de Benito a los Beckham: lamentables wanna-be’s de tercera regional. Kiko Rivera y Jessica Bueno, Silvia Casas y Manu Tenorio o Helen Lindes y Rudy Fernández, son algunas de las parejas autóctonas que se tuitean mensajes de enamoramiento llenos de buenas intenciones, pero de nulo interés mediático.

Sin embargo, sí existe una pareja hollywoodiense que merece un follow inminente. De hecho, existe desde hace mucho, mucho tiempo (tal vez desde los tiempos en que Demi era Moore). Los verdaderos maestros del amor 2.0 son Tori Spelling y Dean McDermott. Ellos son los más auténticos, genuinos y naturales. Exportan su vida cotidiana a la red sin aranceles. Viven el amor virtual tan frenéticamente que hasta olvidan revisar sus tuits. Vean, sino, la foto que se le coló a Dean en la que aparece su hijo haciendo monerías en primer plano y, en segundo plano, los enormes senos lactantes de la inolvidable intérprete de Donna Martin. #FF @torianddean & @Deanracer

¡Queremos YA un reality en casa de los McDermott-Spelling!

Deja un comentario

Archivado bajo actualidad, celebrities, comunidad 2.0

Robados rentables.

Lo que se está perdiendo Sean Penn...

La última víctima de los piratas informático-telefónicos ha sido Scarlett Johansson. Desde ayer circulan por la red dos autorretratos de la bella actriz desnuda. En una foto aparece con el pecho descubierto; en la otra se ven sus magníficas posaderas reflejadas en un espejo. No hay que ser demasiado experto para avistar el extraño encuadre de la segunda  foto (tal vez el FBI debería dejar de buscar al hacker en cuestión y centrarse en los malabaristas del Photoshop). Aún así, obviando la dudosa veracidad del material, ¿cuál es el motivo de esta nueva afición de las actrices por los estriptís caseros?

Vanessa Hudgens, Miley Cyrus, Selena Gómez, Demi Lovato, Jessica Alba y Blake Lively ya han sido “pilladas” antes; todas ellas en fotos supuestamente privadas con un denominador común: sexy sí, lasciva no. Los más crédulos pensarán que las cazan por ingenuas, porque no se dan cuenta de que en el mismo momento en que disparan la foto su intimidad ya navega por la red. Otros creerán que las chicas lo hacen por diversión, por echarse unas risas con sus novios, o empujadas por su innato exhibicionismo profesional. Los ateos, en cambio, tienen claro que todas lo hacen para publicitarse. Unas instantáneas de este tipo les ayudan a romper con la imagen angelical de chicas Disney y las catapultan al estrellato.

Lo cierto es que no ha habido ningún escándalo de índole erótica que no haya salido rentable para la carrera de su protagonista. Predecesoras como Paris Hilton o Pamela Anderson, cuyos traicioneros novios colgaron sus vídeos pornográficos en la red, conocen muy bien los beneficios de un robado. Sin embargo, todas ellas, grandes y pequeñas, tienen mucho que aprender de Demi Moore, la única estrella que deslumbra por sí misma en la red. Sólo Demi sabe cuán provechosa puede resultar la intimidad hogareña afinadamente expuesta en Twitter.

2 comentarios

Archivado bajo actualidad, celebrities, cine, comunidad 2.0, marketing

Chinchetas en los ojos.

Si las faltas de ortografía se multaran, las arcas del Estado reventarían.

Una de las pegas las redes sociales es que ponen de manifiesto el nivel cultural de sus usuarios. La comunicación interpersonal de antaño se ha trasladado a los muros y perfiles públicos de Facebook y Twitter, las vidas se han despojado de privacidad y la escritura se ha convertido en el principal método de expresión. Teniendo en cuenta que escribir es más costoso que charlar, nunca antes había sido tan fácil quedar como un completo analfabeto.

La desidia por la expresión escrita de nuestros jóvenes anónimos, hijos de la cultura audiovisual y nietos de la inmediatez, nos desternilla, frustra y escandaliza. Sus Messengers y sus muros en Facebook son auténticos jeroglíficos imposibles de descifrar; coleccionan faltas de ortografía, prescinden de puntuación, muestran frases quilométricas y desconocen la existencia de esa pequeña astilla llamada tilde. Su dejadez está clara, pero ¿qué me dicen del nivel de escritura de las celebrities españolas?

Si se dan un garbeo por Twitter, se ruborizarán ante la calidad ortotipográfica de cantantes, deportistas y personajes televisivos. A grandes rasgos, observarán bochornosas confusiones entre haber vs. a ver, anarquía de ges y jotas, desconcierto con el verbo echar y un grave problema en el uso de los imperativos. Para Belén Esteban, Leticia Sabater y Guti las haches son invisibles; Bustamante no diferencia por qué de porque mientras Hecha de menos a su gente; la cantante Najwa Nimri poetiza con reYnos de furia; Sergio Ramos va coJiendo el ritmo; Dani Martín y Rafa Mora no saben usar los imperativos; y Elsa Anka es la Terminator de la RAE: escribe como una adolescente, ha vuelto a la etapa toi, suelta zetas delante de e (actriZes) y es muy espaVilada.

Leer los tuits de nuestros famosos es como ver un reality. Duelen a la vista, pero reafirman nuestra humilde existencia. Su necedad nos engrandece. Aún así, no estaría mal que este verano echasen (sin hache) un vistazo a los cuadernos Santillana de sus hijos y que en el próximo curso dejaran de clavarnos chinchetas en los ojos.

Deja un comentario

Archivado bajo actualidad, celebrities, comunidad 2.0

Un país de mirones.

A Julio Cortázar también le gustaba mirar.

Mucho se ha dicho sobre los blogs, su influencia en la opinión pública, su fuerza mediática y bla bla bla.  De hecho, se ha dicho tanto, que algunos bloggers ya se creen más célebres que las propias celebrities. Sus diarios de a bordo son escaparates donde nos cuentan cómo visten, qué leen, dónde comen o qué opinan. Lo interesante, no obstante, no es lo que explican ellos, sino el ADN que dejan sus seguidores en el rastreo por la red.

Las estadísticas de los backoffices ofrecen curiosas radiografías de los internautas, ¡siempre tan invisibles!… El registro de las palabras clave que los usuarios escriben en el buscador y que les conducen casi por casualidad a una u otra bitácora son un universo de conocimiento para antropólogos y cotillas.

Cada día me impacta más lo que encuentro por aquí detrás. Dejando de lado el nombre del blog y derivados, los usufructuarios llegan a esta website a través de unas cochinadas inimaginables. Las palabras “voayeur” y “exhibicionista” (que aparecían en el post del 27.01.11 sobre el comportamiento de la gente en Facebook) lideran, de largo, muuuuy de largo, la lista de las más populares. Otra muy frecuente es “Sara Carbonero” que, gracias a su mamoplastia del post Los complejos de Sara (del 1.12.10) alcanza el top of the pops. La señora Casillas genera una audiencia titánica mediante las múltiples combinaciones de “sara+carbonero+vestido+rojo+mundial”.

Los vocablos “Facebook amigos” también aportan numerosas visitas, así como los nombres “Piqué”, “Shakira” y “Guti”. Pero, de todo lo que se mueve por el backstage, mis términos de búsqueda favoritos son (cito textual):

–          “cuanto pesa sara carbonero”
–          “malena mala influencia para carles puyol”
–          “pilar rubio teniendo sexo”
–          “lidia lozano le toca las tetas a yola berrocal”
–          “tamara seisdedos tetas”
–          “brad pitt mariguanero”
–          “guapito de los controladores”
–          “el peluquero de rajoi”
–          “pelicula mujer con retraso mental cantante”
–          “señoras sin bragas y sin censura”
 
Y yo me pregunto ¿qué puñetas busca la gente en internet?

Visto lo visto, sólo se me ocurre animar a los cinco millones de parados españoles que se lancen a la industria pornográfica. Es el único sector que nunca decae. Y, si las estadísticas no me fallan, hay una alta posibilidad de que tú, que ahora me lees, hayas escrito las palabras “mundo voayeurs”, “fotos voayeurs” o “voayeurs xxx” en busca de algo mucho más entretenido de lo que has encontrado aquí. Así que, te pido disculpas por no ser lo que esperabas y te invito a seguir navegando. xxx.

Deja un comentario

Archivado bajo actualidad, comunidad 2.0

El incipiente declive de Twitter.

Hecho: la moda pasa de moda cuando se pone de moda. Siempre ocurre lo mismo: cuando una tendencia se masifica, pierde su esencia y se desvirtúa. Los que tildaron de payasos a los primeros que se calzaron unas Gazzele, acabaron mimetizándose con las tres rayas de Adidas. La música indie perdió sentido cuando los festivales se convirtieron en Llorets de Mar. Y la obra de Klimt tornó fea cuando sucumbió a la producción de posters en serie. La masificación es el cáncer de médula de toda tendencia que se precie. Ocurre con la moda, la música, el arte, las tribus urbanas y hasta con las zonas de veraneo.

El fenómeno de las redes sociales, en tanto que movimiento sociológico, no iba a ser menos. En la red todo va tan rápido que, mientras unos todavía se preguntan “¿Pero qué pasa? ¿Qué invento es esto?”, otros ya divisan el declive del microblogging. En un tiempo récord (cuestión de meses), Twitter se ha contagiado del peor se los males: la voxpopulización. Lo que al principio resultaba gracioso, ahora es el campo de batalla de la vulgaridad. Demasiada gente; demasiados insultos.

Los más perjudicados son los famosos. De la noche a la mañana se han visto importunados por miles de usuarios que, amparados por un alias, se desahogan de lo lindo con sucios improperios (¡hay que ver la cantidad de palabrotas que caben en 140 caracteres!). Algunos lo llevan bien, como Manu Tenorio, que sorprendió a sus ultrajadores reaccionando con humor ante las descalificaciones que causó su inesperado nuevo look (touché!). Otros, en cambio, son más sensibles a la crítica o, simplemente, están hasta las narices de aguantar provocaciones. Últimamente hemos visto a bastantes famosos militar en la liga de los enojados; como Jordi González, por ejemplo, que espetó un impactante “Telebasura tu puta madre, guapa” a una follower. Luego pidió disculpas.

Twitter se ha masificado de tal manera que, de la libertad de expresión hemos pasado a la anarquía del insulto. Y yo ya no sé si follow o unfollow ¿?…

En la foto:
Reacciones variopintas ante los insultos del pueblo llano. De arriba abajo:
González opta por el recordatorio familiar.
Manu Tenorio se lo toma con humor.
Risto disfruta.
El periodista Nacho Escolar retuitea los innumerables descalificativos que recibe.
Y Guti… Guti… Bueno, digamos que Guti se lanza a la prosa.



Deja un comentario

Archivado bajo actualidad, celebrities, comunidad 2.0

Peñafieles por un día.

¡Que se besen! ¡Que se besen!

Con permiso de Karl Marx, el opio del pueblo ya no es la religión, sino los grandes acontecimientos. Y, al parecer, esta semana andamos de lo más sedados. Si el miércoles los porqués de José Mourihno monopolizaban nuestra ira, hoy ha sido la #RoyalWedding de Prince William of Wales & Miss Catherine Middleton lo que ha anestesiado a 2.000 millones de personas (que no son pocas). Enganchados al televisor e Internet, durante unas horas hemos olvidado nuestras frustraciones cotidianas y nos hemos recreado haciendo de espontáneos locutores expertos en la materia.

Desde primera hora de la mañana, Twitter se ha colapsado de comentaristas reales. Los había de todo tipo. Técnicos en protocolo señalaban la vulgaridad de las furgonetas estilo Alsina Graells que trasladaban a las familias reales. Los republicanos calculaban el presupuesto nupcial. Los jardineros se preguntaban cómo han germinado árboles dentro de una iglesia. Entendidos estilistas encontraban parecidos razonables entre el Alexander McQueen de Catarina y el Corte Inglés de Belén Esteban. Fans de los Grimaldi reclamaban la presencia Ducruet y Hannover. Alcohólicos anónimos se solidarizaban con la resaca del Príncipe Enrique. Peñafielistas rajaban a Doña Letizia. Los malroyeros buscaban a Mohamed Al-Fayed entre los invitados. Los salidos fantaseaban con Pippa Middleton. Y una tal Elisabeth Windsor @Queen_UK nos informaba sobre el estado del banquete: “Gin cocktails and cheese straws all round”.

Hoy, los colaboradores de AR, Susana Griso, Mariló Montero, Marta Fernández, Curri Valenzuela y Josep Cuní han tenido durísimos competidores. Hoy, los tertulianos anónimos, con sus agudísimos aguijones, han ganado la batalla a los anodinos “periodistas” que desfilaban por los platós soltando comentarios de lo más insípidos. Hoy, todos hemos sido entrenadores.

Estoy ansiosa por seguir el bodorrio de Alberto de Mónaco y Charlene Wittstock del próximo 3 de julio...

2 comentarios

Archivado bajo actualidad, celebrities, comunidad 2.0, realeza, televisión

Gerard Piqué, gente corriente.

foto-pique-shakira

"Aqui teneis la foto celebrando el cumple!!" @3gerardpique dixit via Twitter. Gente corriente.

Lo que acaba de hacer Gerard Piqué se merece un aplauso al son de “¡bravo! ¡bravíííísimo!”, una ola, una mascletà, un pilar de 8 amb folre i manilles y un eufórico “Moc, moc!“. El comportamiento del defensa azulgrana ha sido un ejemplo de “normalidad” para todos los divos y divinas adictos a las exclusivas, así como una sonora colleja a los usureros del papel couché.

A medida que los rumores de su cada vez más verosímil romance con la cantante colombiana Shakira aumentaban, también lo hacía la tasación de las imágenes que confirmaran dicha relación. La semana pasada la foto ya se cotizaba a 150.000€ (25M de pesetas para los que seguimos contando con los dedos). El valor de ésta variaba, no obstante, según la calidad de la imagen (rostros más o menos reconocibles), el nivel de melosidad de los tortolitos (a mayor pegajosidad, mayor remuneración) y el comprador (una revista con ediciones internacionales como la reluciente ¡HOLA! podría llegar a pagar 300.000€).  Por semejante cuantía, hasta los amigos y compañeros del futbolista bromeaban con fotografiarles ellos mismos y sacar una buena tajada del asunto. Pero no lo hicieron.

Esta noche el propio Piqué, con toda la naturalidad del mundo, ha colgado en Facebook la codiciada foto. Francamente, la imagen es de lo más anti-glamurosa del mundo, tipo foto de verbena, llena de extras (Carles Puyol, Malena Costa, Bea Matallana…), pantys picardía, bijoux, tachuelas, polipiel, baja calidad fotográfica y cero frenesí carnal. Pero ahí está, disponible para todo el mundo, a cero eurillos y con más de 2.600 comentarios sin censura.

Con ella, Gerard Piqué frustra cualquier posible exclusiva a los paparazzi, vampiros y buscavidas. Además, involuntariamente, confirma que es un chaval de lo más normal, que va caminando por la vida muy bien asesorado y que cuenta con buenos amigos.

Sólo queda decirles a los arrogantes Bardelinos (Penélope Cruz & Javier Bardem), que, si tanto desean ser tratados como common people, que n’aprenguin!

Deja un comentario

Archivado bajo actualidad, celebrities, comunidad 2.0, fútbol

Bullying a los twitteros famosos.

david-bisbal-twitter-egipto

La sentencia que le sentenció.

Resulta que a David Bisbal, el ingenuo chico del “in-creíble”, se le ocurrió colgar una frase en su Twitter a favor o en contra de no se sabe muy bien el qué. O quería defender el turismo como fuente de ingresos de Egipto, o es un apasionado de las Pirámides de Guiza, o tal vez deseaba el fin de la revuelta egipcia. Vete tú a saber cuál era la intención de, cito textualmente, “Nunca se han visto las piramides de egipto tan poco transitadas, ojala que pronto se acabe la revuelta”.

El caso es que, en cuestión de nanosegundos, explotó ¡La Gran Hoguera de las Vanidades! Ayer, de pronto, Twitter se colmó de eruditos que se regocijaban de la ignorancia del almeriense; todo el mundo sabía mucho sobre la situación que está viviendo Egipto y sobre geografía y turismo en general. Surgieron sabios y doctorados por doquier, ¡gente cultísima! Colocaron a Bisbal en el centro de la diana y disfrutaron disparando dardos envenenados contra el hazmerreír del día. Amparados por el grupito #turismobisbal (porque solos no somos nadie y, en cambio, con un hashtag compartido nos convertimos en los más ingeniosos de la red) y desde el cómodo anonimato de un alias, empezó un brutal ataque hacia el pobre chaval que, sinceramente, muchas luces no tendrá, pero maldad tampoco.

No lo neguemos, ¡resulta tan tentador cebarse con los famosotes en la red! Podemos maltratarlos y satisfacer esa necesidad imperiosa de destruir a los demás para sentirnos mejor con nosotros mismos (sobre todo si los demás son ricos, guapos y famosos). El 2.0 nos brinda una oportunidad única para conocer a las celebrities têt à têt, sin intermediarios, sin representantes, sin terceras personas que filtren qué (¡y cómo!) escriben, a favor de quién se postulan o qué bobadas sueltan. Twitter se ha convertido en una pesadilla para los publicistas de los famosos (¡ardua labor de limpieza de imagen les ha caído encima!). Para los internautas, en cambio, ha devenido una forma practicar bullying sin piedad. Lo curioso es que, mientras los versados acosadores se ríen de la necedad del famoso en cuestión, no se percatan de que el primer paso de la ignorancia es presumir de saber (Baltasar Gracián dixit). Analicen, sino, los cultísimos twitts diarios de todos estos  hostigadores que se las dan de lumbreras…

1 comentario

Archivado bajo actualidad, celebrities, comunidad 2.0

Exhibicionistas vs. Voayeurs.

Amigos, conocidos, saludados.

El fenómeno de las redes sociales es apasionante, una auténtica revolución, una transformación radical en todos los ámbitos de nuestra vida: económica, política, cultural y, claro está, social. Facebook, por ejemplo, nos brinda la oportunidad de realizar fascinantes análisis antropológicos. La red reina es un auténtico hervidero de nuevos comportamientos, como los derivados del grado de participación pública de sus usuarios. Veamos…

En primer lugar tenemos el grupo de Los Exhibicionistas, que debemos dividir entre: Los Mediocres (AKA Mataos) y Los Cheerleaders (AKA Agitadores).

Los de la primera especie, Los Exhibicionistas Mediocres, suelen ser personas no necesariamente extrovertidas ni triunfadoras en la vida 3D que recurren a la red para desinhibirse. Poseen el denominado “complejo Truman Burbank” y, mediante el relato engominado de su vida, pretenden dar sentido a una anodina existencia. Usan la fórmula “para tener éxito hay que proyectar una imagen de éxito” (Annette Bening, American Beauty, 1999) y, de esta manera, satisfacen sus ansias de notoriedad.  Facebook es, pues, su particular paseo de la fama: un lugar para pavonearse y publicitarse.

Sus comentarios suelen ser bastante insustanciales: “Hoy es lunes” (gracias por la información); “Hace frío” (¿no me digas?); “He desayunado CornFlakes (y a mí, ¿qué?); “Mi hijo ha hecho caca” (#etfelicitofill); “¡Me voy a Londres hasta el miércoles!” (¡INCISO! El tema viajes da mucho juego: por un lado, El Exhibicionista Mediocre cree aparentar ser “de mundo”, alguien viajado, culto; por el otro, proporciona valiosa información a cacos, bandoleros y raptores).

El Exhibicionista Cheerleader, en cambio, es el bueno, el de verdad, el que aporta chicha, anima el cotarro y engancha a miles de followers (confesos o encubiertos). Conocedor de su liderazgo 2.0, relata su vida minuto a minuto aportando jugosos detalles salsa-roseros. A veces lo hace abiertamente, con comentarios como “Comilona a lo grande en el Cornelia con Bassols y Guzmán. Pedo considerable. Imposible trabajar esta tarde” (es importante implicar a otros seres para crear corrillo y denteras). Otras, en cambio, envía mensajes subliminales para generar todo tipo de cábalas y rumores. Por ejemplo, si en su estado anuncia “Available” y ha borrado las fotos de su ex, nos comunica que han partit peres y espera un poco de feedback por parte de sus 500 “amigos” (normalmente la cosa acaba  conviertiéndose en una animada tertulia de peluquería).

El Exhibicionista Cheerleader, además, se sirve de temas de rabiosa actualidad para generar bullicio en su hiperactivo muro: tan pronto es súper-hincha de la selección española, como fiel defensor de Julian Assange, detractor de La Ley Sinde o fan de Jo no espero el Papa.

Por otro lado, mientras ellos avivan la red, otro grupo, Los Voayeurs, observan, juzgan, critican, se ríen y se escandalizan desde la penumbra de su aparente invisibilidad. Son los topos 2.0 (muy fans de “ojos que no ven, Facebook que te lo cuenta). Creen ser incorpóreos, pero se sabe de su existencia por las migas de pan que dejan en sus translúcidas apariciones: de vez en cuando cambian su foto de perfil, fan dissabte de su muro o emiten tímidas señales de vida con discretos “me gusta” o uniéndose a algún grupo que no les pega para nada, tipo Ponerse las pegatinas de la fruta en la frente.

Y es así cómo, desde su acomodada sombra, Los Voayeurs dan cancha a Los Exhibicionistas y Los Exhibicionistas dan vidilla a Los Voayeurs. Porque sin los unos, los otros no existirían.

Y tú, ¿de quién eres?

1 comentario

Archivado bajo actualidad, comunidad 2.0

Gerard Piqué 2.0

Los fisgones estamos de enhorabuena. Desde que Gerard Piqué se incorporó a Twitter (hace 10 días), 76.000 followers disfrutamos de las chácharas de portería en abierto que el atractivo defensa azulgrana se monta con sus amiguetes Cesc Fàbregas y Carles Puyol. Los twitts que intercambia esta peculiar Trinca (algunos muy chinchetas), muestran con total espontaneidad el buen-rollito-pandereta que tienen entre ellos. @3gerardpique, @Carles5puyol y @cesc4official nos brindan la oportunidad de vivir la verdadera experiencia del gran hermano orwelliano (con perdón de Mercedes Milá y sus experimentos psicológicos con ordinarias ratas poligoneras).

Mientras Freixenet gasta sus multimillones en una doradísima Shakira y El Corte Inglés nos da permiso para empezar a celebrar la Navidad, los tres futbolistas promocionan las fiestas montando sus respectivos abetos caseros. Rozando “¿Quién Vive Ahí?”, nos han mostrado –muy orgullosos- sus árboles de Navidad a través de Twitter. El primero en colgar la foto fue Carles Puyol, quien confesó que la artífice de tan barroca obra había sido su novia Malena Costa (el acaramelado toque púrpura de la déco no deja duda de la mano femenina de su ¿soon-to-be-wife?). Cesc Fàbregas fue el siguiente (otro árbol de plástico cuyo mayor distintivo es el petit tió que el capitán del Arsenal y su novia Carla pusieron bajo el abeto -¿añoranza de la terra, tal vez?-). Y llegó el turno de Geri Piqué, para quien esto de decorar el árbol resultó más complicado que jugar ante 90.000 personas… “Después de ver vuestros árboles, reconozco que ahora mismo el mío no está a la altura..!” y “Me da vergüenza! Las bolas pesan demasiado y las ramas no están rectas… más bien están dobladas!“ twitteó.

Tras la presión popular, la intervención del periódico El Mundo Deportivo (¿visionario u oportunista?) y el colapse del hashtag #arbolpiqué (trending topic en España), finalmente el azulgrana ha mostrado la foto de su solitario árbol que, aparte de ser el único abeto natural, es, además, el más elegante y menos recargado (no acabo de entender el gap entre la punta y la copa del abeto, pero eso ya son minucias…).

Durante unas horas, los aficionados al maruejo hemos disfrutado alabando y criticando las habilidades decorativas de estos tres futbolistas que han compartido con naturalidad (sin beneficios, ni intereses) una pequeña parte de su intimidad. Sólo esperamos que el ultracorrectísimo y pluscuamperfecto Josep Guardiola no censure estos momentos tan auténticos de sus chicos que, lejos de distraerles de sus deberes futbolísticos, les humanizan y acercan a sus followers. Ahora sólo cabe preguntarse ¿tendremos #pessebrepiqué?

#árbolpuyol, #árbolcesc & #árbolpiqué

#árbolpuyol, #árbolcesc & #árbolpiqué

 

Deja un comentario

Archivado bajo celebrities, comunidad 2.0, fútbol